martes, 24 de junio de 2014

“El hermano vengativo de Aladino”



Aladino, el héroe que poseía una lámpara maravillosa, tenía un hermano llamado Teneo.  Las  leyendas  no  mencionan  a Teneo  porque  toda  la  fama  fue  para  su hermano. Sin embargo, se trataba de un muchacho inteligente y hábil. Pero la envidia llenaba su corazón.

Escondido tras cualquier roca o matorral, Teneo observaba el prodigio de la salida del genio de la lámpara de su hermano. Naturalmente, quiso poseer tan preciado tesoro. Tras mucho pensarlo, decidió hablar con Aladino.
-¡No es justo, hermano!. Tú tienes una lámpara maravillosa, y las gentes recordarán tu historia por los siglos de los siglos.
En cambio a mí...¿quién me recordará?.-
Aladino trató de razonar con él:
-Lo siento, Teneo, pero yo no elegí ser famoso. Además, somos hermanos, y todo lo mío es tuyo también. Si quieres, te regalo uno de los deseos que me corresponden, pero no puedo hacer más por ti.-
-¡Te odio. Quédate con tu maldita lámpara!. No quiero que me compadezcas. Desde hoy ya no somos hermanos, sino enemigos- dijo Teneo.
Aladino no deseaba entrar en conflicto, y menos con su hermano, pero ¿qué podía hacer?. Cada mañana intentaba hacer las paces con Teneo, pero éste se portaba duramente con él, intentaba provocar peleas y hablaba mal de su hermano a todo el que le quisiera escuchar.
Sin embargo Aladino seguía intentando que todo volviera a ser como antes. Echaba tanto de menos la amistad con su hermano que le perdonaba sus ofensas. Fue entonces cuando Teneo tomó una decisión malvada: le robaría la lámpara.
Adivinando sus intenciones, Aladino la escondió en el hueco de un árbol, pero Teneo vigilaba todos sus movimientos, y no tuvo dificultad para encontrar el escondite. Uno noche sin luna, se  acercó al árbol y robó la  famosa lámpara.
Temblando de emoción, se  la  llevó a  la  playa, y  allí  intentó que el  genio saliera sin  conseguirlo. Tocó la lámpara, la sacudió, la arrojó contra una roca, pero el genio seguía sin salir. Incluso gritó:
-¡Sal de una maldita vez, genio!.- Pero no hubo respuesta.
Teneo ya casi se daba por vencido. De pura impotencia se echó a llorar ¿por qué mi hermano tiene tanta suerte y yo ninguna?. Una gruesa lágrima cayó encima de la lámpara. Casi sin darse cuenta, la frotó para secarla, y el genio salió de ella sin que Teneo se diera cuenta, pues se tapaba los ojos mientras lloraba. Por última vez, gritó:
-¡Genio, sal!. ¡Sal!. ¡SAL!.-
De inmediato, un chorro de sal comenzó a salir de la lámpara. Cuando Teneo comprendió lo  que  pasaba, ya  era  tarde: el  genio  le  había  concedido  su  deseo: ¡toneladas de sal!. La sal lo llenó todo: la playa, el bosque cercano, los prados que había a las afueras del pueblo.
Teneo intentó detener el chorro inagotable de sal, pero le resultó imposible. Se dirigió entonces al genio:
-Por favor, genio. Deja de hacer salir más sal, o todos moriremos ahogados en ella.-

Pero el genio le contestó burlón:
-Lo siento, Teneo, era tu deseo. Quisiste enfrentarte a tu hermano, y por odio hacia él me robaste. Ahora tendrás que soportar las consecuencias.-
Mientras tanto, la sal formaba ya una montaña. Teneo, asustado, cogió la lámpara y montó en una barca, alejándose mar adentro. Cuando ya no se divisaba la costa, la tiró al mar, y vio como se hundía. Después volvió a tierra, y sin regresa siquiera a su hogar, huyó hasta perderse entre las rocas de una lejana montaña.
Mientras tanto, desde lo más profundo del mar, la lámpara seguía vertiendo sal. Ese es el motivo de que el agua del mar...esté salada.

 
                                                                                                              [Creación libre a partir de un cuento popular]

viernes, 30 de mayo de 2014

Bienvenido pajarito

“¿Habéis escuchado alguna vez esa frase que dice que “donde las dan, las toman”? ¿Qué pensáis que significa?
Vamos a ver un vídeo a continuación en el que esta frase cobra mucho sentido. Un nuevo pajarito ha llegado “al barrio” y
este es el recibimiento que sus nuevos vecinos le dan… Atentos y atentas, a ver qué os parece.”
Bienvenido, pajarito from Educación Fundación Botín

 “¿Por qué pensáis que empiezan a portarse mal con el recién llegado? 

¿Pensáis que el hecho de que ellos sean muchos e iguales y que él sea uno y diferente complica las cosas? ¿Por qué?

¿Creéis que tienen derecho a comportarse como lo hacen sólo por el hecho de que sea diferente?


¿Qué ventajas puede tener para ese pajarito, ser diferente?


¿Tenéis la sensación de que este recién llegado tiene algún problema con ser como es? ¿Pensáis que es feliz así?


¿Le afecta en algo que se porten tan mal con él? ¿Quiénes sí salen perjudicados al portarse así?”

lunes, 26 de mayo de 2014

Digan lo que digan

http://tv.edex.es/digan-lo-que-digan-/detalle-recurso/recursoID/682208fb-727d-4d55-add4-fa984cec5db1

• ¿Os parece bien lo que hacen sus amigos?
 • ¿Hay actividades de niños y actividades de niñas?; ¿por qué?
 • Si os apuntáis a una actividad extraescolar ¿os importa lo que piensen los demás?; ¿por qué?
• ¿Aceptaríais a una niña para jugar al fútbol con vuestros amigos?; ¿por qué?.
 • ¿Os importaría que un niño se uniera a un grupo de amigas que decoran muñecos o marionetas?; ¿por qué?
 • Si os habéis apuntado a una actividad poco común entre los niños /as de vuestra edad
¿cómo convenceríais a vuestros amigos para que se apuntaran ellos también?.
• Junto con otros tres compañeros de grupo inventad tres actividades poco comunes para llenar vuestro ocio. Pensad también en argumentos para convencer a otros de que lo hagan.
 • Si os apuntáis a una actividad extra-escolar o dentro de la oferta del colegio para desarrollar durante los recreos, y descubrís que sólo participan en la misma alumnos del sexo opuesto ¿qué hacéis?; ¿qué decís a vuestros amigos/as?

miércoles, 7 de mayo de 2014

El rey malicioso y la princesa astuta

En un lejano país, dos reinos se encontraban en guerra desde épocas remotas. Cada año morían en la batalla centenares de jóvenes guerreros. Pero lo cierto era que ya nadie se acordaba de los motivos del enfrentamiento: la enemistad entre reinos había sido heredada de bisabuelos a bisnietos, pasando por abuelos y padres.
En un de los reinos, una princesa trató de hacer entender a su padre y a sus hermanos (todos ellos
combatientes) lo inútil de las batallas, que empobrecían a los súbditos y vaciaba las arcas del rey. Les explicaba que con ese dinero perdido se podían construir mejores calles, cultivar más huertos y favorecer el comercio. Pero ni el rey ni los príncipes querían dar su brazo a torcer; proponer la paz sería interpretado como una cobardía por sus enemigos.Harta de tanta súplica, la princesa decidió ir ella misma al reino rival. Estaba dispuesta a hablar con quien fuera necesario, convencida de que el diálogo era la única forma de salvar vidas y traer la paz. Para sentirse acompañada, pidió a sus dos

hermanas que la acompañaran.
El rey enemigo las recibió en la sala del trono, medio enfadado y medio curioso. ¿Qué querrían esas mocosas?. La princesa hablo serenamente:
-Buen rey, tú y mi padre sois enemigos desde siempre. Mucha sangre se ha derramado por ambas partes, y gastáis vuestra fortuna –como mi padre- en armas.
¿No podrías dialogar y pactar?. Hablando se pueden resolver todos los problemas si hay voluntad de hacerlo. Además, ya ni recordáis el motivo de vuestra guerra.-
El rey se llenó de cólera ante la osadía de la joven princesa, pero admitía en su interior que tenía parte de razón. Decidió contestar a la joven:
-Eres valiente al haber venido hasta aquí sin escolta armada, sólo con tus hermanas, pero eres la hija de mi peor enemigo. Así que te dejaré ir, y si eres capaz de resolver la siguiente adivinanza, haré las paces con tu padre: mañana deberás venir aquí, pero ni a pie ni a caballo, ni vestida ni desnuda, y me traerás un regalo, sin embargo yo no recibiré ninguno. Tus hermanas se quedarán aquí como rehenes. Si no aciertas o no vuelves, les cortaré la cabeza. ¡Vete ya!.-
La princesa marchó hacia su reino, preocupada por la vida de sus hermanas. Pero al mismo tiempo seguía convencida de que dialogar era la única solución. Toda la tarde y toda la noche estuvo pensando cómo cumplir las exigencias del rey.
A la mañana siguiente, la princesa apareció ante el monarca rival. Iba a lomos de un gran perro, con lo cual no iba ni a pie ni a caballo; se había hecho cubrir el cuerpo con hilo de pescar, así que no iba ni vestida ni desnuda, y le brindó al rey una bella paloma, que cuando éste intentó coger, echó a volar.
Rendido ante la inteligencia de la princesa, el rey propuso un pacto con su enemigo, quien ignorando todo lo que había hecho su hija, sintió vergüenza de sí mismo por su tozudez. No sólo aceptó la paz, sino que propuso abrir las puertas de su reino a los visitantes y comerciantes del nuevo reino amigo.
[Adaptación de un cuento ruso]

martes, 29 de abril de 2014

Todos iguales, todos diferentes

 • El anuncio habla de muy distintas personas que pueden disfrutar con una bebida refrescante ¿cuántas recordáis? 
• Ser distinto a otras personas es lo más normal del mundo. De hecho, todos somos distintos en algo, aunque fuéramos gemelos. Cerrad los ojos; el alumno a quien yo toque dirá una cosa que le diferencia de los compañeros que están a su derecha y a su izquierda.
 • ¿Esas diferencias importan para jugar juntos? 
• ¿Y para ser amigos? 
 • Ser distinto no significa ser “mejor” o “peor”. Cada uno, según seamos, podemos hacer cosas distintas más fácilmente que la mayoría. 
Por ejemplo: 
- ¿qué cosas puede hacer una persona delgada que no puede hacer una persona alta y fuerte? 
 - ¿qué cosas puede hacer muy bien una persona alta frente a una con estatura normal?